Siempre

Siempre esta sensación de inquietud. De esperar más.
Hoy son las mariposas y mañana será la tristeza
inexplicable, el aburrimiento o la actividad
desenfrenada por arreglar este o aquel cuarto, por coser,
por ir aquí o allá a hacer mandados, mientras trato
de tapar el universo con un dedo, hacer mi felicidad
con ingredientes de receta de cocina, chupándome
los dedos a ratos y a ratos sintiendo que nunca podré
llenarme, que soy un barril sin fondo, sabiendo
que “no me conformaré nunca” pero buscando
absurdamente conformarme mientras mi cuerpo
y mi mente se abren, se extienden como poros infinitos
donde anida una mujer que hubiera deseado ser pájaro,
mar, estrella, vientre profundo dando a luz universos,
novas relucientes… y ando reventando palomitas
de maíz en el cerebro, blancas motitas de algodón,
ráfagas de poemas que me asaltan todo el día y hacen
que quiera inflarme como globo para llenar el mundo,
la naturaleza, para empaparme en todo y estar
en todas partes, viviendo una y mil vidas diferentes…

Mas he de recordar que estoy aquí y que seguiré
anhelando, agarrando pizquitas de claridad,
haciendo yo misma mi vestido de sol, de luna,
el vestido verde-color de tiempo con el que he soñado
vivir alguna vez en Venus.

Gioconda Belli
Del llibre Amor insurrecto
(Editorial Amarantos, 1986)

Anuncis