EL APÓCRIFO DE IXIL

I

Cuando te llamo Madre, yo no digo nada,
digo sólo la esperanza de un perpetuo nacimiento.
¿Quién es quien es? Nadie es nada,
salvo un perpetuo proyecto, salvo un inútil comienzo,
un amor y una esperanza, una lucha y un delirio,
y un final estupefacto sin principio conocido.

Gabriel Celaya
Trayectoria poética. Antología (Castalia, 1993)

Anuncis